martes, 6 de marzo de 2012


Pachico Tejada
pachico.tejada@listindiario.com
Santo Domingo
Contra todo pronóstico, la presentación de Pittbull en el Estadio Olímpico Félix Sánchez llevó una cantidad de público, que si bien, no llenó el local, si reunió una gran multitud.

“Planet Pit”, el espectáculo del rapero cubanoamericano, puso a saltar y gritar a los asistentes, en su mayoría jóvencitos, que el pasado sábado no quisieron perderse un concierto que tuvo como contraparte dominicana a El Cata, Don Miguelo y Vakeró.

Fusionador del rap, el dance, la música tropical y el tecno y la electrónica, el intérprete nacido en Miami, Florida en 1981, llegó con su acostumbrada formalidad, algo que, como con su música, lo aleja del típico cantante de hip hop, y acercándose más al ambiente discotequero.

En ese sentido, el concierto, que lleva el nombre de su última producción discográdica, que presentó el pasado sábado en el referido estadio, estuvo más cerca de un espectáculo de un dj que de un rapero.

La gira que lo ha llevado por distintas partes del mundo, trajo a Pitbull, una especie de reciclador musical porque sus temas están hechos de trozos de canciones conocidas y de los más variados estilos.

Varios ejemplos de ello son el solo de guitarra con que inicia “Sweet Child On Mine”, de Guns N’ Roses, y que el rapero de Miami usa en su “Sweet Child O’ Mine/ Rain Over Me”; “Shake Senora”, del “Jump In The Line (Shake Senora)”, original de Harry Belafonte; “I Gotta Feeling”, de Black Eyed Peas; “Bon Bon”, de “Tu Vuò Fa’ L’Americano”, de Renato Carasone y “On The Floor”, con la música de “Lambada”, de Kaoma, entre otras.

Armando Christian Pérez, nombre real del artista conocido por el excesivo uso del recurso de las colaboraciones con otros cantantes, se acompañó de una banda de músicos, cuyo trabajo fue opacado por el sonido de las mezclas, samples y música secuenciada.

Varias de los temas en los que se ha hecho acompañar de colegas del mundo de la música fueron interpretados en el espectáculo realizado aquí, y que tuvo una duración de casi dos horas, sonando la parte de los otros cantantes en las grabaciones originales.

(+)
‘TIRAERA’ DE MACORISANOS
Contrapartes.
El show de música urbana tuvo la participación de El Cata, quien abrió el espectáculo poniendo caliente el ambiente para los que llegaron después.

San Pedro y San Francisco.
Vakeró y Don Miguelo, macorisanos, de San Pedro el primero y de San Francisco el segundo, fueron los encargados de continuar el espectáculo antes de la llegada de Pitbull.

Don Miguelo, el segundo en subir al escenario, hizo pública sus diferencias con Vakeró al saludar a los otros artistas y “chancear”, como él mismo dijo, al intérprete de “Qué mujer tan chula”.

Con buena pegada entre el público que asistió.

Los dos jóvenes cultivadores del hip hop nacional han sabido sacar provecho a sus influencias, bachata, Vakeró, y el merengue típico, Don Miguelo.

Auxiliados por fuegos artificiales y un activo cuerpo de baile, los cantantes dominicanos desarrollaron una buena presentación en sus respectivos espectáculos y en el que la actuación de Don Miguelo salió mejor parado de los tres raperos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada